La Agencia Espacial Europea (ESA) es la puerta de Europa al espacio.


La ESA es una organización intergubernamental, creada en 1975, con la misión de coordinar el desarrollo de la capacidad espacial europea y de garantizar que la inversión en el sector espacial se traduzca en beneficios para los ciudadanos de Europa, y del mundo en general.
La ESA está compuesta por 19 Estados miembros: Alemania, Austria, Bélgica, Dinamarca, España, Finlandia, Francia, Grecia, Irlanda, Italia, Luxemburgo, Noruega, Países Bajos, Portugal, Reino Unido, República Checa, Rumanía, Suecia y Suiza, de los cuales 17 también son miembros de la Unión Europea. La ESA tiene Acuerdos de Cooperación con otros nueve miembros de la UE, y está negociando un nuevo acuerdo con el décimo (Bulgaria).
Polonia está en proceso de convertirse en el Estado número 20 de la ESA. Canadá participa en algunos de los programas de la ESA a través de un Acuerdo de Cooperación.
La ESA desarrolla los lanzadores, los satélites y la infraestructura de tierra necesaria para mantener a Europa en la vanguardia de las actividades espaciales. La Agencia Espacial Europea lanza satélites para la observación de la Tierra, para la navegación, las telecomunicaciones y la astronomía, envía sondas a los confines del Sistema Solar y colabora en la exploración tripulada del espacio.
La sede está en París y desde allí se toman las decisiones sobre futuros proyectos. No obstante, también dispone de centros en el resto de Europa, entre los que se encuentra ESAC, el Centro Europeo de Astronomía Espacial, localizado en Villanueva de la Cañada, Madrid.