Película: “Bajo el nombre de Lukács”

Descripción de la actividad

Proyección de la película “Bajo el nombre de Lukács” (1977) de Manos Sajarías y debate con la presencia del director de la película, y la presentación de Anna Rosenberg, investigadora ARAID, Universidad de Zaragoza.

 Versión original con subtítulos en español.

Organizan y patrocinan

ARAID, Fundación Aragonesa para la Investigación y el Desarrollo

Departamento de Historia Moderna y Contemporánea de la Universidad de Zaragoza

Centro de Lenguas Modernas de la Universidad de Zaragoza

Asociación Cultural Heleno-Aragonesa “Pansélinos”

 Bajo el nombre de Lukács

Sinopsis

Lukács fue el nombre de guerra del escritor húngaro Máté Zalka, quien luchó en España en 1936. Exiliado político en la Unión Soviética, fue  uno de los primeros voluntarios de venir en España, donde se hizo comandante de la duodécima Brigada Internacional. La película relata los últimos meses de la vida del General Lukács en la tierra española y su muerte en el frente de Aragón.

Ficha técnica

Dirección: Manos Sajarías

País: Unión Soviética-Hungría

Producción: Mosfilm & Mafilm

Año: 1977

Guión: Valery Frid, July Dunsky

Fotografía: Yanosh Kende

Montaje: T. Giengoritseva

Sonido: S. Litvinof, I. Silos

Música: Dyerd Vukan

Escenografía: Abram Freydin, Tamash Vayer

Reparto: Andrash Kozak (Lukács), Oleg Vavilov (Alyosha), Konstantin Zakharov (Belov),Vladimir Vikhrov (joven Zalka), Vakhtang Kikabidze (Durruti), Georgi Sokolov (Batov), Ishtvan Buytor (Flatter), Anatoli Romashin (Koltsov), Vladimir Anisko (Petrov), Nina Ruslanova (traductora de Durruti), Kata Varga (fotógrafa), D. Keri (Moritz), O. Tsayka (Gallo), A. Bia- Gutiérrez (conductor de Lukács).

Duración: 1h 40 min

Formato: Digibeta color

 Manos Sajarías

Manos Sajarías nació en Atenas y estudió Química en la Universidad de Atenas y Teatro en la escuela de Rotas-Sarantidis. En 1945 ganó una beca del Instituto Francés para estudiar Historia del Arte en la Sorbonna y Cine en el Institut des Hautes Études Cinématographiques (IDHEC) en París. Entre 1948 y 1949 participó en la guerra civil griega, organizando el equipo de rodaje del Ejercito Republicano. Tras la derrota del bando republicano, salió como exiliado a Taskent. Ahí se graduó de la Escuela de Dirección del Instituto de Teatro y dio clases de teatro por dos años.

En 1956 siguió cursos de posgrado en Dirección en Moscú con profesores como Alexander Dovzhenko y desde 1959 hasta 1979 trabajó en los famosos estudios de Mosfim, donde realizó tres cortos y siete largometrajes. A finales de los años setenta, Zaharias regresó a Grecia, donde desarrolló un importante papel administrativo y ejecutivo en el sector cultural y cinematográfico griego. Sirvió como consejero en temas de cine en el Ministerio de Cultura griego bajo la dirección de Melina Mercúri y como consejero en la Oficina de Proyectos Europeos de la Radiotelevisión griega. Fue también por muchos años director del Centro griego de Cine.

Su obra se caracteriza por plantear dilemas éticos y por denunciar la guerra y todo tipo de opresión, expresada con un profundo sentimiento de nostalgia. Sus películas incluyen títulos como Los pescadores de esponjas (1960), Uno del pelotón de fusilamiento (1968), En la esquina de las calles Arabat y Bouboulinas (1972) y  Bajo el nombre de Lukács (1977).

 

Documental: Casablanca. El barrio

Casablanca, barrio de la ciudad de Zaragoza, resulta un ejemplo interesante de cómo en una misma comunidad encontramos un entorno caracterizado por la riqueza y los contrastes culturales.

El origen de barrio está asociado a la construcción del Canal Imperial de Aragón y su embarcadero en el siglo XVIII. Todavía hoy, conserva su belleza paisajística y el Canal Imperial de Aragón, supone un punto de encuentro y actividad vecinal. La reivindicación de nuestra Comunidad Aragonesa y de Zaragoza como ciudad del agua, no deja de tener en este barrio un exponente fiel.

Al compás del crecimiento de la ciudad y en parte, gracias al establecimiento del polo de desarrollo industrial durante los años sesenta., Casablanca adquiere la configuración que conocemos actualmente. Este momento marcaría la evolución de su núcleo rural a un barrio periférico urbano nutrido por los procesos de inmigración aragonesa. Al igual que hoy, Casablanca y nuestra región, integran entre su población, personas de diferente etnia y procedencia. Montecanal, Valdespartera, Arco Sur, Rosales del Canal, constituyen nuevos enclaves en los que se observa el dinamismo actual del barrio.

Desde nuestro grupo de investigación (Bienestar y Capital Social, ref. S51, Gobierno de Aragón, Universidad de Zaragoza), estudiamos cómo la calidad de vida depende y mucho del entorno en el que residimos. Por tanto, resulta fundamental que guardemos constancia de estos procesos históricos y sociales de nuestros barrios, para poder reconocernos en el futuro y aportar nuestro “granito de arena” al crisol cultural aragonés.

Esta defensa de lo local desde lo global o del cosmopolitismo desde nuestros barrios, ha sido reconocida institucionalmente con diversos premios académicos y gubernamentales a nuestro quehacer científico:

  • Acessit, convocatoria 1997-1998. Un modelo de análisis comunitario en contextos urbanos. Participación, pertenencia y necesidades sociales. IV Premio de investigación sobre Bienestar Social. Universidad de Valencia.

  • Primer premio convocatoria 2002. Aproximación comunitaria al análisis de los recursos sanitarios de un barrio de la ciudad de Zaragoza. IV Premio Conde Aranda de Participación Ciudadana. Ayuntamiento de Zaragoza.

  • Premio extraordinario convocatoria 2003 de la macro área de ciencias sociales de doctorado. Universidad de Zaragoza.

El proyecto que presentamos a continuación, pretende utilizar las nuevas tecnologías “desde y para” la comunicación cívica. La meta de este audiovisual entronca con temas de candente actualidad y así viene recogiéndose desde hace tiempo desde organismos internacionales como la Organización Mundial de la Saludo o la Comunidad Europea, que coinciden en la importancia concedida a la participación comunitaria y la investigación cultural en la lucha contra las desigualdades sociales, como imperativo de un sistema comunitario democrático.

La conservación, investigación y difusión de nuestro patrimonio vecinal, requiere una sensibilidad especial hacia nuestras raíces locales. Con este proyecto pretendemos mejorar la articulación social de nuestros barrios, otorgar voz y voto a colectivos significativos y defender valores importantes para la convivencia. Al mismo tiempo, contribuimos a la formación de una Comunidad Aragonesa emprendedora e innovadora, puesto que Internet como “red de redes” constituye un soporte divulgativo abierto e interactivo.

 

Documental: Estudio del aceite de oliva virgen extra en la prevención de enfermedades cardiovasculares y digestivas

El aceite de oliva virgen se extrae del fruto olea europea denominado también oliva o aceituna. Ya desde la antigüedad, su árbol, el olivo tuvo un gran valor simbólico y su cultivo se extendió por los países mediterráneos. De su madera se hacían los cetros de los reyes, con sus hojas y ramas se coronaba a los vencedores y su zumo el aceite se utilizaba no solo para la alimentación sino también para el cuidado y embellecimiento de la piel, para usos medicinales, el alumbrado y la unción de reyes y sacerdotes.

El aceite de oliva, a diferencia de otros aceites, es el zumo de un fruto y es la principal fuente de grasa en la alimentación clásica de la cuenca mediterránea conocida como la dieta mediterránea. Se entiende por tal, el patrón de alimentación de los países del área del mar Mediterráneo, y el que se  utilizaba al principio de la década de los años sesenta. En esta zona, la incidencia de las enfermedades coronarias, canceres y otras enfermedades crónicas relacionadas con la dieta como la hiperlipidemia, diabetes u obesidad, era la más baja del mundo para la época y sus habitantes tenían la mayor esperanza de vida adulta a pesar de los limitados servicios médicos.

Al ser el aceite de oliva, el alimento con mayor peso específico en la dieta mediterránea (30% de las calorías totales ingeridas), se entiende el enorme interés suscitado por su estudio.

Consideramos aceite de oliva virgen al obtenido del fruto del olivo únicamente por procedimientos mecánicos en condiciones que no lo alteren. Además,  se clasifica como extra, al aceite virgen de sabor absolutamente irreprochable, con una valoración organoléptica otorgada por un panel de catadores superior a 6,5 puntos y con una acidez inferior a 0,8.

El  aceite de oliva virgen está compuesto en su mayor parte por una matriz oleosa de triglicéridos de ácido oleico. Transportados en la misma, van los llamados componentes minoritarios por la pequeña proporción que representan (1% del aceite). Estos engloban una gran variedad de sustancias (se estima que más de trescientas) y son responsables de la estabilidad y características organolépticas del aceite. Hidrocarburos, compuestos terpénicos, esteroles, compuestos fenólicos y tocoferoles son los más abundantes.

Una de las grandes diferencias entre el aceite de oliva virgen y el resto de los aceites es la presencia de hidrocarburos destacando entre ellos el escualeno que puede constituir hasta el 90% de estos compuestos en el aceite virgen. Van a ser precisamente los hidrocarburos los que confieren el color amarillento o verdoso típico del aceite.

Los grupos de investigación reconocidos por el Departamento de Ciencia, Tecnología y Universidad del Gobiernos de Aragón “Bases moleculares de la Ateroesclerosis” y “Transporte Intestinal” dirigidos por Jesús de la Osada y Mª Jesús Rodríguez-Yoldi respectivamente, abordan las propiedades y el importante papel del aceite de oliva virgen extra para prevenir enfermedades cardiovasculres y trastornos digestivos. Ambos equipos  trabajan en los laboratorios de Bioquímica y Fisiología de la Facultad de Veterinaria de la Universidad de Zaragoza y son miembros del CIBER Fisiopatología de la Obesidad y Nutrición (CIBERobn) del Instituto Carlos III y forman el nodo Instituto de Investigaciones Sanitarias de Aragón (IIS Aragón).